FISH dispone de talleres móviles que realizan el servicio de asistencia técnica “in situ”. Tras la inspección del técnico se evaluará la avería siendo la máquina cambiada por otra, sin coste alguno, si no es posible el arreglo inmediato.